martes, 1 de julio de 2014

Inicio del ciclo 3: Reinado de Venganza

Tres de los Vampiros se habían reunido en el Liceo de la ciudad convocados por Astharoshe.

El sire le había encargado una misión; encontrar al Brujah vox y someterlo para que volviese.
Los cuatro se encontraban pues en medio de la plaza,  frente al apagado ascensor del parking subterráneo que les devolvía un reflejo vacío.

A ellos se les había unido una misteriosa figura, un quinto vampiro que  solo y entre las sombras de las escaleras del fondo de la plaza esperaba apartado de los demás.Los vampiros eran suspicaces y sabían que aquel individuo no era de la ciudad.

En ese momento, el vampiro sale de las sombras, viste como cualquiera de ellos, nada ostentoso ni fuera de lo común salvo el negro completo en su vestimenta, saca de entre sus ropas un sobre e identificando a la líder de entre los presentes, se lo extiende a Asthsoshe.

- Soy Tindark, enviado por el consejo y por vuestro sire para ayudaros en todo lo necesario.-

Astharoshe abre el sobre, lee la carta y la guarda tras dirigir una mirada al extranjero que habla con acento extraño. - Bienvenido señor, nos dirigimos a buscar a un renegado, ¿nos acompañareis entonces? -

Tyndark asiente mientras estrecha las frías manos de sus nuevos compañeros; Astaggon, Danniel y Guillermo. - Las noticias locales dicen que varias personas han sido atacabas en el ultimo mes, la mayoría de víctimas están en la zona de las lagunas y los testigos citan a lo que parece un perro enorme  o una especie de lobo, así que ya sabemos a donde tenemos que ir.-

Los vástagos nocturnos se reparten unos comunicadores y algunas armas, montan en los coches y sin mas palabras absurdas, se dirigen hacia allí.

Las lagunas es una carretera moderna, al oeste de la misma hay casas diseminadas en un páramo vacío, al este uno de los bosques mas grandes de la zona, el pinar del hierro. Los vampiros aparcaron sus coches a la entrada del carril y silenciosamente recogieron sus armas y las cargaron, nadie sabia si vox seguía en estado de frenesí permanente o si por el contrario había conseguido controlar a la bestia.

Rastrearon varias parcelas abandonadas hace ya tiempo y las huellas que encontraron delataron que una bestia enorme había estado por allí. Guillermo se puso en cabeza y usando su habilidad de auspex encontró un rastro a través del bosque.
Atravesaron una valla que literalmente había sido cortada por la mitad y siguieron avanzando. Cuando ya llevaban unos 400 metros, Guillermo detecto una sombra enorme de frente al. La sombra se movió veloz y se abalanzó sobre el, pero los vampiros fueron mas rápidos y la criatura fue acribillada en pleno salto, aterrizo sobre el costado, gimiendo y convaleciendo.
Era un perro goul modificado mas halla de cualquier otro que los vampiros hubiesen visto, y no tuvieron piedad con el, le dispararon mientras estaba en el suelo hasta que Tyndark finalmente le rebano el cuello.

- ¡Noooo, insensatos! - De entre los arboles apareció Vox, demacrado, consumido, sin ropa y con restos aun del frenesí vampírico. Siguiéndole pero aun lejos, los vampiros captaron el sonido de garras y patas a través de la maleza y unos reflejos de pelajes blancos. -¡¡Corred!!- los vampiros no se lo pensaron y echaron a correr ayudando a Vox en el camino, solo Guillermo y Tyndark se quedaron para proteger al resto, pero en cuanto vieron lo que se les echaba encima...

dieciocho lobos huargos, enormes y bancos corrían hacia ellos, y y al frente se encontraba un hombre lobo enorme.

Huir no fue suficiente, los lobos alcanzaron a todos menos a los dos que en un principio se habían quedado y empezaron a atacarlos en pequeños grupos. Los vampiros se defendían bien pero los lobos eran muchos y muy fuertes. Tyndark y guillermo corrieron a los coches, se montaron y volvieron a por los demas, saliendo por la ventanilla uno, mientras el otro conducía, arrollaron y dispararon a los lobos que les perseguían mientras intentaban volver con los otros.

Astharoshe, Vox y Danniel ya recuperados de la impresión inicial, aniquilaron a unos cuantos pero aun así, estaban en dificultades, Astaggon sin embargo no tuvo suerte, el echo de intentar seguir corriendo fue suficiente para que los lobos, mas rápidos se le echaran encima, atrapado, mordido y desgarrado, Astaggon intento revolverse y luchar, pero la campana ya estaba sonando por el.

El coche freno en seco, los vampiros se bajaron y remataron a sus perseguidores, Astharoshe obligo con su poder de dominación a que los los lobos que luchaban contra ella se mataran entre ellos. El hombre lobo que se había mantenido apartado durante toda la lucha emitió un sonido inaudible y llamo al resto de los suyos supervivientes. Los vampiros eran fuertes y el no estaba preparado, eso era evidente.

Las cenizas de Astaggon se fueron dispersando con la brisa mientras Danniel ayudaba a vox a entrar en el coche, habían perdido a uno de los suyos, la noche había sido intensa y había mucho de lo que hablar...

1 comentario: