lunes, 19 de mayo de 2014

La muerte tenía un precio

Nadie sabe y a nadie le importa si las casas donde las celebra son suyas o no, o como consigue hacerlas, pero siempre invita a todos, y aquí estamos. Incluso yo, Marcus, un nosferatu, la escoria incluso entre los mios puedo venir y disfrutar de sangre caliente y cuerpos tersos y suaves, pasar una noche agradable y sentir un álito de vida.

Las chicas recepcionan a los invitados, se encargan de dejar sus ropas en el vestidor mientras los acompañan al interior donde se respira un aroma ferroso característico de la sangre mezclado con inciensos aromáticos, flota sobre ello una música ligera, compases nítidos pero lánguidos y la sensación es de decadencia absoluta, lo que a todo buen vampiro le gusta: un asalto a todos sus sentidos.

la "bebida" y la "comida" se reparten generosamente y aprovecho que una de las amables chiquitas me dedica sus atenciones. Por allí están también algunos de los colegas con los que he colaborado antes; el Brujah vox, los choferes de su eminencia el sire, el setita psicopatico, el traficante de armas, la buenorra de Jessika con su prima (como siempre rodeadas de una corte de perros rastreros) y...Oh! vaya, como no, el sire, con ¿quien es esa? ¿Astharoshe? vaya tela con los Ventrue, Dios los maldice y ellos se juntan, parece que aquí hay algo porque ahora que me fijo Jessika no parece muy contenta y el ambiente en esta casa esta algo tenso, parece como si fuese a ocurrir algo.

Horas mas tarde ya avanzada la fiesta se abre la puerta principal de la mansión de repente y en el umbral aparece un Tzimice, mide casi  dos metros y medio y su cara esta desfigurada con branquias y surcos en la carne, todos nos quedamos mirando y el avanza como si nada pasase, se acerca a una de las camareras, le coge un vaso de la bandeja y se lo bebe. - A tu salud... Sire, me parece maravillosa esta pequeña fiesta tan alegre, lastima que no fuese invitado pero igualmente vengo a mostrar mis respetos, no te preocupes, ya me voy, no me hacen gracia estas falsas mascaradas sociales. -

- Lo mejor que puedes hacer es irte ya si no quieres acabar como tus esbirros, parece que no hayas aprendido la lección, tu y los sabbat habéis sido vencidos hace meses, si volvéis, pasara lo mismo - respondió el sire, mientras el resto solo nos dedicábamos a escuchar, inmóviles como piedras. - Tranquilo, era solo una mera cortesía, ya nos veremos... en otras circunstancias.- y acto seguido el Tzimice se vuelve y sale por la puerta, la tensión puede cortarse con mantequilla en el ambiente mientras todos miran al sire como le da ordenes a uno de los suyos para que espíen al intruso, poco a poco todo vuelve a la normalidad, aunque comprensiblemente, todos están incómodos.

*****************************************************************************
- vaya, ¿quien se hubiese imaginado a sauron aquí eh? ni mas ni menos que el líder del sabbat de la provincia. De todos modos por su seguridad, es mejor que esta noche no andes mucho por hay.- Las palabras de amadeo, uno de los chofers me dejan totalmente seco, ahora estoy seguro, aquí va a pasar algo y muchos ya lo saben, masco la tragedia en el ambiente mientras veo como el sire y su nueva amiga se van de la fiesta, al mirar atrás me topo con la mirada de Jessika, fría como el hielo y con un aura de triunfo mientras un poco mas lejos su prima mantiene "entretenido" al setita quien parece que lo sabe todo y no le importa.

******************************************************************************

- ¡¡Maldito bastardo Guillermo!! ¡¡eres un traidor y tu también laucho, malditos tod.... AHH!. -
Las palabras del sire no se terminan pues una ráfaga de munición de plata le alcanza en plena espalda mientras guillermo esboza una media sonrisa. Después de provocar el vuelco de su propio auto dando dos vueltas de campana, Guillermo y Laucho han atacado a su sire y a Astharoshe; afortunadamente para ellos dos, el Brujah vox ha decidido permanecer leal y junto a Daniel el traficante han seguido el coche del sire, decisión acertada pues daniel empotra su auto directamente contra un muro llevándose a uno de los asaltantes por delante, el intercambio de disparos es frenético, el humo de las quemaduras se puede ver cuando las balas cubiertas de plata alcanzan sus obetívos, la pelea llega al cuerpo a cuerpo y es brutal y sangrienta, los vampiros muerden, arañan, golpean y acaban revoleados por el suelo, el sire y sus leales luchan a muerte contra los asaltantes y consiguen imponerse, finalmente matan a todos salvo a Guillermo, quien es noqueado por el sire mientras Astharoshe termina el trabajo clavando su tacón en el ojo de Laucho.

La guerra ha vuelto.

******************************************************************************

La noche siguiente varios hemos sido convocados ante el sire; Vox, Daniel, Jeremy, Annah, Bastet, Astaggon también esta porque según parece han hablado bien de el, todos estamos allí, en la sala de audiencias. El sire esta sentado en el trono y a su derecha esta astharoshe.

- Hijos, muchos de vuestros hermanos han muerto anoche, La zorra y su prima han conspirado contra mi junto al sabbat, yo no hice caso a nuestro Senescal Alberto y por ello ahora esta muerto, otros tantos de la fiesta también han acabado igual, todos por su lealtad, ahora mismo, vuestra misión es aniquilarlas a ellas y a sus seguidores y destruir al sabbat, matadlos, matadlos a todos. SIN PIEDAD! si lo hacéis, vuestras recompensas serán fabulosas, soy magnanimo, lo sabéis. Cuando este baño de sangre acabe, aquellos de vosotros que permanezcáis en pie lo tendréis todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario